domingo, 22 de febrero de 2009

La tele se va a la calle.


El pasado miércoles se estrenó, con buenos datos (para ser Cuatro) por cierto, la tercera temporada de cuestión de sexo. Una temporada que ha venido precedida de una campaña de publicidad en exterior, empapelando muchas de las marquesinas de la ciudad de Madrid.


No es la primera vez, pero reconozcan que tampoco es habitual que las cadenas hagan publicidad exterior. La primera que yo recuerdo, fue La sexta hace un par de años coin Prision Break y este verano Antena 3 también sacó Lalola a la calle, pero no dejan de ser hechos aislados. Es curioso que sena hechos aislados, es curioso que las cadenas no hagan publicidad fuera de sus fronteras, como si Danone se anunciase en las tapas de sus yogures, o Audi en sus reposa cabezas, no se dan cuenta señores de que si sólo hacen autopromoción.

Con cuotas de pantalla inferiores al 20 % estás dejando escapar (como mínimo, porque es una estimación muy básica) al 80% de un público potencial. Si sólo promocionas tú programas en tu cadena la gente que te verá es la que ya te veía, siempre y cuando le guste el programa. Una regla báisca del marketing es no fijarse únicamente en tu propio mercado, porque lo vas cerrando cada vez más. Se ve que a las cadenas no les afectan las leyes del marketing a pesar de que muchos queramos verlas como empresas normales y a las series y programas queramos verlos como productos.

Hablando de publicidad y autopromoción, mañana (cuando lo leas ya será hoy) Antena 3 estrena Ellas, una serie que no ha tenido ni de lo uno ni de lo otro. Todo un reto a la casualidad televisiva. Ya veremos cuanto dura.

5 comentarios:

Basterrak dijo...

La tv se autofagocita hasta para la publicidad, hay que ver.

¿para cuándo publicidad de las cadenas en otras cadenas de TV? :)

puedesllamarmedeusted dijo...

Una buena campaña, un gran presupuesto, soportes y mensajes atrevidos, actores con gancho... todo eso sólo vale para conseguir buenos datos de audiencia el primer día de la serie, o mejor, la primera media hora. El resto, guión, guión, guión. Y el boca a boca, que viene a ser el MGM de barrio, y que es el mensaje más convincente (y el peor pagado). Ejemplos?
que yo recuerde, 7 vidas no bajó de los 5 millones en sus primeros años, y no necesitaba hacer campaña.
por otro lado, tenemos Gominolas, precedida de una inversión brutal en exterior, y tuvo que chapar mucho antes de tiempo. Y lo de la serie de despropósitos telecinquense de los domingos no tiene nombre... eso es un agujero en los bolsillos que da miedito... en fin, puede que la inersión publicitaria sea inversamente proporcional al talento invertido en la serie... yo qué sé, vaya parrafada, disculpas.

Damián dijo...

A usted. Sí, sí, usted.

Sin audiencia durante la primera media hora no sirve de mucho un buen guión.

El boca a boca solo funciona mientras haya bocas para contarlo.

Una buena campaña de promoción te da esa oportunidad. La de que los ojos se fijen en ti y, con suerte, quién sabe, quizás alguna boca te mencione.

Felicidades por el post Pedro... hacía tiempo que no te veía escribir sobre publicidad. Me alegro.

José Luis García dijo...

Prometo no aparecer más hasta...
pero es que creo que Damián y yo estamos más de acuerdo de lo que él cree. En mi anterior comentario se puede leer que una buena campaña, promoción o como se le quiera llamar "sólo vale para conseguir buenos datos de audiencia la primera media hora", es decir, que sí, que valen, y que son necesarias... pero a la gente, si no le gusta algo, no espera a que termine para cambiar de canal y no volverlo a ver. Y por cierto, no sé si mi nick o mi identidad te ha resultado algo pretenciosa, es una coña, sin más, servidor no es más que eso, un servidor, así que tú, puedes llamarme de tú.

Pedro Muñoz Valencia dijo...

Jose LUis, qué es eso de no aparecer más, que se te vaya de la cabeza.

Por fin en este blog vamos consiguiendo que poco a poco, los lectores vayan haciendo comentarios, y se genere un debate en torno a esos comentarios. Estoy muy contento con este post por lo mismo, y porque además a Jose Luis me encanta leerlo (me encantaría hablar de publicidad con él en persona, creo que sabe mucho) y porque Damian es una de las personas con las que más y mejor hablo de publicidad a los dos.

Espero seguir viendoos por aquí