sábado, 28 de febrero de 2009

Chocolates Valor: un quiero pero no debo

Desde hace unos años el giro en la estrategia y el posicionamiento de Chocolates Valor han sido dignos de admiración. El hecho de querer alejar el chocolate de los niños y presentarlo con un placer adulto le hizo ganar notoriedad, además de presentarlo como un producto mucho más apetecible y alejarlo del gran consumo.

Es cierto que el sexo siempre ha vendido y que, seguramente, siempre venderá. Los anuncios de Valor siempre han ido por ese camino, y con gran acierto, aunque el de este año, para mí, se queda algo flojo.

Me explico; han querido darle una vuelta más de tuerca a su tema central, pero no se han atrevido, han dicho abiertamente placer chocolate = placer sexo, pero lo han dicho con la boca pequeña, no se lo han terminado de creer.

El spot de Valor de este año mne recuerda mucho a uno que vi el año pasado por internet, es casi, casi, un homenaje, sólo que viendo los dos, el de Cocolates Valor se queda sin fuerza.

Que los disfruten.









5 comentarios:

Damián dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Damián dijo...

Buena reflexión.

Hacía tiempo que había visto (leído y escuchado) esa suerte de relato erótico. Y su efecto no ha perdido un ápice de fuerza desde la primera vez.

Buena reflexión por encontrar esa relación entre ambos. No sería descabellado pensar que Valor lo haya tomado como referencia. Y probablemente un spot mucho más intenso e interesante se haya perdido, desmembrándose entre filtros de autocensura.

Una pena no saber hasta donde estaban dispuestos a llegar realmente los creativos que idearon el spot. Porque... la verdad, no me imagino la publicación de un spot como el de late chocolate en tv.

Basterrak dijo...

A alguien le entró el canguele en su estudio...

Buen post.

nus dijo...

No sé si los de Valor se lo creerán o no, peronalmente nunca he llegado a hacerlo.

"Ay! Que me pilla mi madre comiendo chocolate" Puffffff, que bajón. Pero bueno, al menos se nota el esfuerzo por hacer algo diferente, que siempre es algo de agradecer.

Eso sí, viendo este último spot con imagen de mano acariciando el trigo incluída (¿cuántas veces hemos visto esa imagen desde gladiator?), creo que va siendo hora de cambiar de estrategia. Enough is enough.

Pedro Muñoz Valencia dijo...

Vayamos por partes. Como siempre y antes de nada, gracias a los 3 por comentar.

A damián y a Basterrak: puede que haya sido autocensura o puede que el spot tuviera mucha más fuerza incluso que el de late chocolate, pero a veces son los clientes los que ponen el límite., si por las agencias fuera la publicidad sería mucho más transgresora, principialmente porque eso es lo que da los premios, y no podemos olvidarnos de que estamos ante la profesión más onanista que existe.

Nus, no sé si Valor se lo cree o no, QUe yo creo que sí, se trata de que el espectador medio diga, es verdad, el chocolate no es sólo para niños; y por mucho que "que te pille tu madre" pueda ser gag algo forzado la verdad es que la estrategia no admite discusión. Que al final han caido en las imágenes neutras y en un relato con poco fuerza, seguro. Que al público medio y consumidor de chocolates le encanta y que no lo mira con lupa como hacemos nosotros por la deformación profesional, casi seguro también.

Un saludo.