jueves, 12 de febrero de 2009

Contigo no... bicho

Algo así debieron decirle los responsable del programa La Vuelta al Mundo en Directo a Cyril no sé qué, un auxiliar de vuelo que hasta este domingo era (de nuevo) un total desconocido, y que pretendía participar en el "homenaje" de Antena 3 a Pekín Exprés.


En fín, para este post tenía tantos títulos como dudas en mi cabeza sobre cómo enforcarlo. Estuvo a punto de llamarse "Con la muerte en los talones" o "Atrapado en el tiempo" pero al final, los señores de A3, sacan orgullo, o dignidad, o yo qué sé que cojones sacan... y "contigo no... bicho".

Para los que aún no estén enterados resumo el caso: El domingo pasado se estrenó un programa en Antena 3 que copia el formato de Pekín exprés, en la gala inaugural "invitaron" a un concursante y a su pareja a abandonar el programa porque tenía un oscuro pasado. Pero no como el de las grandes hermanas que habían sido prostitutas, riánse ustedes de eso. Un oscuro pasado de verdad; (el que quiera que lo busque, porque me da miedo vanalizar demasiado el tema). Un pasado que Antena 3 conocía 48 horas antes, pero que prefirió explotar televisivamente, todo un detalle ético.

Entre las cosas que he leido so bre el tema hay frase como ésta: "[...]Me da igual que Antena 3 conociera o desconociera el pasado del chico. Ambos supuestos me parecen igualmente graves, por distintas razones. En este caso, Antena 3 ha superado todos los límites y ha dejado en pañales a la concurrencia: aquí ya no hablamos de telebasura, sino de desprecio hacia la humanidad." (Enric González, Elpais.com, 10/02/2009)

Sin embargo, a mí me surge un debate relativamente distinto. ¿Qué hay de la reinserción? Sí ese chico no tiene problemas con la justicia ¿por qué habría de tenerlos Antena 3 con él?

Está claro que si uno se pregunta quién es más tonto de los dos, si el chico o Antena 3 la respuesta queda en el aire. Si el chico tenía la vida encarrilada y el pasado olvidado, o enterrado, parece lógico pensar que muy bien amueblada no tiene la cabeza al presentarse a un reality así. ¿Quería un jucicio público? ¿Quería su minuto de gloria 20 años después?¿Quería, en el más utópico de los caso, abrir el debate sobre la reinserción? No creo que eso no, ni ninguna de las anteriores.

"[...]Supongo que a ese chico le queda por delante una vida difícil y tormentosa. Confiemos en que no cause más daño a otros, y que se dañe a sí mismo lo menos posible". (Enric González, Elpais.com, 10/02/2009)

2 comentarios:

basterrak dijo...

Tuve la suerte (o la desgracia) de conocer algo del mundo de los realitys a través de una empresa donde curraba y si algo he aprendido es que nada es por casualidad en ese tipo de programas.

Como dijo Oscar Wilde: "lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal"

Respecto al chaval pienso que hay dos opciones: que sea un pobre diablo que realmente olvidó el tema y cándidamente esperaba, ya reinsertado, que podía hacer vida normal. O que se la sude todo y con A3 de compinche planeara un poco de jaleo mediático.

La pregunta es... Si de verdad ni él ni la cadena querían más mierda sobre el asunto ¿por qué, en vez de limitarse a una escueta nota de prensa, se invitó al chaval al programa para decir "no quiero un circo mediático"? y si no querían "un circo mediático", ¿por qué A3 no tardó ni un jesús en dedicarle minutos?

Pedro Muñoz Valencia dijo...

Totalmente de acuerdo con tigo Basterrak. POr cierto, bienvenido y gracias por comentar.

Mi pregunta es si el chaval quería circo mediático o no. Antena 3 está claro que lo quería, porque al final eso siempre se traduce en audiencia y la audiencia en dinero, y las cosas no están como para dejar escapar los euros. NI en A3 ni en ninguna.

La pregunta es ¿cuánto vale un euro?