domingo, 2 de octubre de 2011

El pegamento de los yogures (II): El prime time de Telecinco



Imaginen que tienen una bolsa con bolas de colores diferentes, con 10 bolas para ser exactos, no hace falta ser un genio de las matemáticas, para saber cuantas bolas se podrían extraer como máximo, por muchas veces que intentemos, y si además las queremos de un color concreto, la cifra nunca llegaría a ser 10. Este es el problema que tiene Telecinco con su PT.

Recuerden que hace algunos meses hablábamos aquí de Telecinco y de "su pegamento para los yogures"; pues bien poco a poco Telecinco se ha convertido en un supermercado en el que ya sólo se venden yogures, que puede estar muy bien como modelo de negocio, pero que no ayuda tanto si lo que quieres es diversificar mercado, si quieres que te visite la gente a la que no le gustan los yogures.

Traduzcamos esto, hace tiempo, que  las series de prime time a Telecinco no le funcionan, salvo la excepción algunas veces de "La que se avecina", el resto de series, sobre todo las ficciones de producción propia acaban cayendo al olvido. Es lógico, el 70% de la programación de la cadena de Vasile está basada en programas tipo Sálvame, La Noria, y realities tipo Acorralados, es una pescadilla que se muerde la cola, los realities dan famosos que luego comentan en los programas sobre los realities, que a su vez generan más famosos; bajos costes y rentabilidades altas, pero a costa de renunciar al PT.

¿Por qué?  Por una cuestión de perfiles, el espectador mayoritario de este tipo de series son hombres, que poco a poco se ha ido olvidando de pasar por Telecinco, mientras que el perfil de los programas, made in Telecinco se corresponde mucho más con una mujer que no decide tanto qué se ve en la TV por la noche. 

Así pues, volvamos al ejemplo de los yogures. Telecinco puede ofrecer una muy buena promoción de solomillo en su carnicería, pero se olvida de que la gente que ha ido a su súper, ha ido a comprar yogures, y que los que podrían estar interesados en la promoción del solomillo, hace tiempo que dejaron de pasarse por el súper Telecinco, y por tanto no se enteran de la promoción. Telecinco tiene que sacar audiencia de su propia audiencia; tiene que conseguir que su audiencia, ya fiel, además sea endogámica. 

Muchos pensarán que al resto de cadenas, puede ocurrirles lo mismo, que tienen que buscar a la audiencia dentro de su propia audiencia, pero esto no es real, Antena 3 tiene el soporte de Europa FM (bastante afín con su target) y de Onda Cero, La sexta el apoyo de público, e incluso Cuatro, antes de ser vendida, había invertido en exterior

Por el momento Telecinco, lejos de invertir en exterior, o en cualquier otro medio, prefiere seguir pegando yogures, aunque las promociones de solomillo no les terminen de funcionar. 




1 comentario:

Damián García Campos dijo...

Estoy seguro de que el día que cierre Telecinco tendrás que cerrar tu blog.