lunes, 22 de junio de 2009

Telecinco contra todo

Qué la forma de consumir televisión en los últimos años ha cambiado, y mucho, es algo que todo el mundo sabe. Bueno, perdón todo el mundo no, y si no que le pregunten a algún programador visionario de Telecinco donde han tenido la brillante (muy brillante por cierto) idea de hacer un programa familiar; como decía Hernán Casciari o son tontos, o no les gusta su trabajo.

Cuando digo programa familiar no me refiero al típico concurso pensado para unos pocos que acaban viendo muchos, sino a un programa concebido para todos que al final no acabará viendo nadie.

Sinceramente, creo que o se le han subido los aires de grandeza o el golpe de esta crisis les ha dado tan fuerte que siguen noqueados y no pueden ver más allá de sus narices.

En Telecinco no se quieren dar cuenta de que el modelo de negocio ha cambiado, y de que nunca volverán a ganar el dinero que ganaron (aún sin la publicidad en TVE), y de que si la TV ya no se ve en familia (no hace falta ser un estudioso del tema, sólo echar un vistazo a cómo se consume en nuestro propio hogar) no se va a ver por mucho que se nos ocurra hacer un programa en el que una familia de una provincia compite con otras 51 de las provincias.

Buff, no quiero entrar a hablar del formato, porque he leído más bien poco sobre el tema, pero esto huele ya desde lejos, a una mezcla entre el Grand Prix y “Sabes más que un niño de primaria”, al menos espero que lo presente Ramón García. (ya puestos…)

Puede ser que el día de mañana, tenga que volver aquí y pedir perdón, cuando “Mi familia contra todos” vaya por su octava edición, no se preocupen, lo haré. Eso sí, si hay que hacer apuestas, creo que tendrá más share, cualquier carta de ajuste.

1 comentario:

Sergio dijo...

Hoy estreno el Post yo.
TOTALMENTE DE ACUERDO!