viernes, 15 de febrero de 2013

Feliz San valen qué?


Creo que desde que tengo uso de conciencia vengo escuchando la misma cantinela sobre San Valentín, que si es un invento consumista, que si está inventado por El corte Inglés, que si hay que ser detallista con la pareja todos los días etc. etc. etc.

Como es lógico, desde que soy publicista mi opinión sobre esta celebración ha variado mucho, es decir, lógicamente la veo como una festividad netamente comercial, sin embargo, desde mi perspectiva marketiniana del “vendo luego existo” no puedo estar en contra de ella.

Pienso que cualquier cosa que incentive al sector publicitario, aunque sólo sea una semana hay que valorarla positivamente, aunque muchas veces los intentos den poco más que vergüenza ajena. Me refiero por ejemplo a la pizza con forma de corazón de Telepizza, que podría estar en un ranking de las cosas más horteras durante los próximos diez años, o a la hipocresía de Movistar que bajo el lema de campaña IOffYou invita a sus clientes a estar desconectados ese día para prestarle más atención a la pareja.

A ver, señores de Movistar, esto no es amor sino educación, es decir, esto si que no debería ser sólo en San Valentín sino en todo el año, y es que estar acompañado (ya sea de amigos o de pareja) y estar mirando continuamente el móvil es una falta de educación comparable a meterse el dedo en la nariz o a escupir es una falta de respeto. Además se da la paradoja de que como el consumo que se hace de los smartphones (la gente que no tiene un smartphone no vive enganchada al móvil) es en su mayoría de datos, cuantos menos datos consumamos en un día más estará ganando la compañía en cuestión, puesto que son datos que ya hemos pagado con nuestras tarifas planas. Ahora bien, que se ha puesto de moda lo de invitar a desconectarse, pues comuniquémoslo, ya lo hizo Vodafone en Navidad, abriendo el camino, y ya le ha imitado Movistar a la mínima que ha tenido ocasión. 

Quitando el caso de Movistar, que me indigna un poquito, y el de Telepizza, que me parece un poco horterada, he de decir que San Valentín me parece un día perfecto; es cierto que deberíamos decirle a nuestra todos los días que la queremos, que deberíamos ser más detallistas sin importar la fecha, pero como no lo hacemos no está mal que nos lo impongan. 

Yo con lo que me quedo, un día después, es con la multitud de parejas que ayer, seguramente olvidándose de la crisis por un rato, volvían a casa paseando por un Madrid que estaba de capricho

@pmunozvalencia

2 comentarios:

Diana Jorge dijo...

Feliz día de San Valentín. Nos pedimos una pizza? :P

Pedro Muñoz Valencia dijo...

Si hubieras estado aquí habría sido una muy buena opción, eso sí, con forma redonda, por favor. :)