jueves, 30 de septiembre de 2010

Marca se ríe de mí.


He de confesar que no, que no se ríe siempre, y que seguramente no se ría a propósito, y que seguramente lo haga por cuestiones de ley, pero en cualquier caso, a nadie le gusta que se rían de él. 

Explico el caso. Yo, normalmente leo Marca.com para estar al día de la liga Española, y de las últimas noticas de mi Sporting de Gijón. Normalmente veo algún partido de la jornada a través de internet, pero luego me gusta ver también los resúmenes de los partidos. Acudo a Marca, y marca se ríe de mí. 

Sí, en sólo una milésima de segundo, el tiempo que dura la advertencia, Marca echa por tierra mis ilusiones de ver el resumen de los goles, las jugadas polémicas, o lo que sea que promocionaba el vídeo.  

Entiendo, que por el hecho de vivir en el extranjero, haya cierto contenido que no pueda ver, por derechos de imagen, lo que no entiendo, es porque la advertencia de que el contenido sólo está disponible para España dura una milésima de segundo y te la ponen después de que el vídeo haya cargado, y lo que es mucho peor, si no puedo ver el vídeo, ¿por qué si puedo ver su publicidad? 

Porque siendo sinceros, que Marca se ría de mí, que a fin de cuentas no soy nadie, no tiene importancia, pero que se ría de sus anunciantes, que son los que le dan de comer, eso sí es más grave. 

Me explico, seguramente, Marca cobre a sus anunciantes por el número de reproducciones de su spot, o por el número de usuarios únicos que tiene su página, pero lo que no sabemos, es si estas reproducciones o estos usuarios únicos  están contando a aquellos que entramos a Marca desde el extranjero. 

Poco le importará a Vodafone (o al que toque en cualquier caso) que yo vea sus anuncios, si no puedo comprar sus productos, los de Vodafone España, de poco vale ser una multinacional si los resultados los exigen de forma individual, de poco le vale a Vodafone España que yo compre muchos productos Vodafone en Inglaterra gracias al dinero que ellos están invirtiendo. 

No sé si Marca se seguirá riendo mucho de mí, si espero, por contra que no se esté riendo de sus anunciantes, porque nos irá a todos mejor. 


 

2 comentarios:

JC dijo...

Uso sólo mis iniciales, porque no me conviene esto que voy a decir...

Marca se ríe de todos y cada uno de sus lectores desde que tiene el director que tiene. Un ególatra que no sabe hacer la o con un canuto y que se cree el dueño del mundo por ocupar ese sillón.

Por lo demás... no le pidas peras al olmo.

Damián García Campos dijo...

No me había parado a leer esta entrada...

Pero la reflexión tiene su punto. Muy agudo Pedro.

Eso sí... si el anunciante no opta por segmentar su público es problema suyo. Es como quejarse de que un Banner del País lo leen lectores desde Argentina... es un daño colateral que hay que asumir.

Más preocupante me parece el daño que se hace a la imagen del anunciante, y es que si tengo que tragarme un anuncio de Vodafone para que Marca se ría de mí... también repartiré mi cabreo con Vodafone ;)